Transversalizamos en la Escuela



El ámbito que voy a trabajar en este reto sobre
transversalidad de género es el de la Educación para poder trabajar la igualdad de género desde los centros educativos, especialmente con jóvenes de Educación Secundaria Obligatoria, desde primero a cuarto de la ESO, encaminada a eliminar los estereotipos relacionados con el género y, por consiguiente, a prevenir situaciones de discriminación sexista en su presente y en el futuro. 


Los centros educativos, a través de distintos planes y acciones, están haciendo esfuerzos por llevar a cabo estrategias y metodologías educativas que contribuyan a romper con los estereotipos sexistas establecidos, pero también tenemos claro que aún queda camino por recorrer.

 

Nuestra propuesta para el próximo curso sería la de modificar los contenidos sexistas en los materiales educativos, actualizar y revisar los textos que utilizamos, así como formar al profesorado en propuestas pedagógicas como la coeducación.



Otro aspecto sería la de realizar cambios físicos en los propios espacios de las escuelas que favorezcan la igualdad de género, trabajando conjuntamente en grupos voluntarios de “jóvenes igualistas” con el profesorado y las familias para romper estereotipos sexistas con el fin del favorecer la igualdad de género tanto en el centro educativo como en sus entornos, donde incluimos el trabajo en las redes sociales, altamente utilizada en la población joven. 


Establecer la coeducación como propuesta pedagógica del centro, dentro del Proyecto Educativo del Centro,  constituye la política educativa más idónea para educar en equidad de género desde la escuela. En la coeducación, la formación y la educación se imparten en condiciones de igualdad para ambos sexos y no se pone límites a los aprendizajes de cada uno de ellos. La escuela coeducativa tiene como objetivo la eliminación de estereotipos entre sexos  superando las desigualdades  sociales  y las jerarquías culturales entre los jóvenes. 

 

Resulta entonces necesario que en el entorno educativo se trabaje en la coeducación y la corresponsabilidad conjuntamente y coordinadamente con los centros de educación infantil y primaria, siendo necesaria la implicación de toda la comunidad educativa del municipio a través del Consejo Escolar Municipal y los consejos escolares de los centros para implementar entre todos sus miembros un proyecto coeducativo de toda la escuela.



    Hablamos, por tanto de un plan integral que conlleve los siguientes apartados: 

  • Incluir la igualdad de mujeres y hombres en el proyecto educativo del centro, en las programaciones curriculares de materia y nivel y en la asignación de responsabilidades y espacios. 

  • Realizar periódicamente formación para los docentes en coeducación y estrategias para favorecer la educación en igualdad de género. 

  • Seleccionar materiales escolares, libros de texto, recursos pedagógicos y proyectos educativos no sexistas. 

  • Estipular que el profesorado evite tratar de forma diferente a los jóvenes en clase según su género y los/las motiven a participar por igual en las tareas del aula y a compartir por responsabilidades de la misma forma. 

  • Fomentar en clase y fuera de ella actividades neutras, cooperativas y compartidas. Sería necesario establecer, como política de centro, que los patios sean coeducativos, es decir, que cuenten con espacios bien diferenciados para el juego y la charla, otra deportiva, y alguna relacionada con la naturaleza.  Colaborar con las familias y formarlas para proporcionarles pautas y criterios a practicar en casa para evitar los estereotipos sexistas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Somos igualistas: impulsando la Igualdad en nuestros centros educativos

Orientamos para la igualdad de oportunidades